Street Art Utopía

Autor: Bansky (imagen de Streetartutopía.com)
Autor: Bansky (imagen de streetartutopía.com)

Street art Utopía

 

Hay palabras hermosas y utopía es una de ellas. Aunque  hoy non es una pasajera habitual en nuestras  bocas, resulta reconfortante escucharla florecer en la realidad del arte de la gente joven. En este caso la utopía permite a muchos nuevos artistas declarar el mundo como  su lienzo e independizarse de los circuitos oficiales   donde las alianzas entre gestores del arte y política no dejan mucho espacio para la crítica y la libertad. El poder del arte para revitalizarnos cuando nos sentimos desesperanzados está comprobado. Hoy es deseable y necesaria un arte independiente que hable de utopías y que denuncie una realidad destinada a proteger la impunidad de las injusticias.

El arte que cree en las utopías  hay que buscarlo en las calles de algunas ciudades, espacios tomados por auténticos creadores. No es una afirmación superficial ya que está sustentada   con las muestras de arte urbano que “Street Art Utopia” recoge en una web para acercarnos a una parte del arte que goza de todos los síntomas de la buena salud creativa.

 El conjunto sorprende felizmente al espectador desilusionado por las propuesta restringida de los intermediarios  oficiales en el arte, orientados desde años a ensancar la distancia entre el arte y el mercado del arte. La observación ilumina en estas manifestaciones cosas que hace teimpo es difícil de encontrar en las salas de exposiciones: creatividad, crítica y humor.

 Resulta terapéutico encontrar muestras de arte en las que la crítica inteligente y provocadora reaparecen como un valor imprescindible de la cultura. En el  arte urbano hay en la  actualidad talento para construir narrativas que condensan en sus  metáforas mensajes cuestionadores de la política y  sus protagonistas, de la sociedad de consumo o para hacer una invitación ala reflección.

Aunque  las primeras manifestaciones del arte urbano son de los 60 y su identificación como fenómeno consistente  es de  los 90  evolucionó de muchas formas. Un cambio es la inclusión de recursos diferentes al tradicional graffiti, de naturaleza especialemente efímera y diversa. También hay cambios en las características de la  estética en el nivel de receptividad de estas formas en la sociedad, desde la absoluta marginalidad y clandestinidad a la legalización de muchas acciones.

El argumento tradicional del arte urbano es redefinir los espacios que contienen el arte, una crítica directa al arte institucional que ya tuvo sonados esfuerzos y fracasos en el pasado como el caso de los dadaístas. Tomar la calle como soporte natural, con libertad absoluta para el artista y el espectador es el argumento unificador de las acciones. Pero el mercado del arte no puede desperdiciar el poder propagandístico de estos artistas,  hoy hay nomes célebres. La política tampoco puode protagonizar persecuciones que ya fueron muy polémicas. Para el sistema es mejor asimilar las células críticas para lavar la imagen. Hay numerosos ejemplos de artistas urbanos seducidos por las galerías y museos como Bansky e Blet le Rat. Todo arte nace con el  germen de su propia decadencia. Pero todavía es pronto para especular y mientras el proceso no termina podemos gozar de la cuota de libertad de esta pequeña revolución en el arte.

Escribir comentario

Comentarios: 0
Obra sobre papel
Publicaciones
Blog de arte
Bitacoras.com