Disparates de la Cultura

La ciudad de la Cultura: Peter Eisenman, la medida de una estrella

Este martes se inaugura parte de la ciudad de la cultura. Dentro de la ciudad de la cultura es difícil recordar que somos escencialmente

aire, tierra agua y fuego. Bajo toda esa materia ordenada de formas complejas olvidamos que sin la naturaleza no sería posible ninguna arquitectura. En el interior de este tipo de construcciones nos sentimos dueños del mundo. Pero es una desvinculación ficticia porque cada particulas de aquello solo es posible por la generosidad de la naturaleza que colabora para que nos sintamos estrellas aparentes. El conjunto de la Ciudad de la cultura en el monte Gaiás es  imponente y para sus gestores tiene la ambiciosa vocación de competir con la catedral pero es difícil imaginar un conjunto que nació sin contenido que pueda  asumir  semejante función con éxito. Peter Eisenman manifestó en una reciente entrevista qu e el proyecto es sobre el futuro de Galicia  y que cambiará su relación con el mundo. A estas alturas el efecto Guggemheim está demasiado evocado y con demasiados fracasos. En general el arquitecto hace declaraciones arriesgadas en torno a su proyecto y la identidad de Santiago de Compostela con la Catedral. Habla de la falta de contenidos del proyecto original, como si fuese un asunto de menor relevancia y lo justifica diciendo que la gente querrá estar dentro de su obra por su belleza.  Para este arquitecto la falta de contenidos y la identidad cultural tienen una existencia independiente y parece estar ajeno a la cantidad de controversia desatada en los medios desde hace meses incluída una comisión de investigación parlamentaria. Lo cierto es que este arquitecto ya cobró 9,7 millones de euros  y esto le convierte en una estrella, a pesar de que 4 millones más los llevaron los asesores contratados para hacer viables algunos de sus planos pero esto lo convierte en una estrella  gigante. Esto sin considerar que cada pieza de piedra y de cristal en las fachadas tienen que cortarse individualmente porque todas son diferentes, de momento está en estudio en  en que le convierte esto.

 Pero ya circulan por los medios voces que  dicen que todos los artistas son unos incomprendidos. No es para menos porque este monstruo que nació con un presupuesto de 108 millones ya ha consumido 500 millones de los presupuestos autonómicos y se calcula que para mantener aquello tendremos que invertir 48 millones anuales,  será que para comprender esto habrá que convertirse en  un artista estrella.

 

Etiquetas: <a href="http://bitacoras.com/canales/arte" rel="tag">arte</a>, <a href="http://bitacoras.com/canales/cultura" rel="tag">cultura</a>, <a href="http://bitacoras.com/canales/ciudad+de+la+cultura" rel="tag">ciudad de la cultura</a>, <a href="http://bitacoras.com/canales/política+cultural" rel="tag">política cultural</a>, <a href="http://bitacoras.com/canales/efecto+guggemheim" rel="tag">efecto Guggemheim</a>

Escribir comentario

Comentarios: 0
Obra sobre papel
Publicaciones
Blog de arte
Bitacoras.com