Polémico Santiago Sierra

 

Digan lo que digan, lo ha rechazado. No sé si me gusta la obra de Santiago Sierra, es uno de esos artistas que me producen pereza observarle detenidamente. Sin embargo algunas de sus presentaciones mantienen mi atención por varios minutos, y eso, en mi caso, una artista obsesionada por la materia, es significativo. Estuve leyendo los comentarios sobre su reciente rechazo del  premio Nacional de Artes Plástica 2010 y parece que hay mucha unanimidad en visualizar este gesto como una estrategia más y no hay duda que es una estrategia, pero también es algo más. En general  muchas críticas que se dirigen hacia su conducta mediática, narcisista y superficial. Cuestionan la autenticidad de sus intenciones, la calidad de su trabajo y le acusan de una especie de infidelidad al sistema que  le dió todo lo que tiene. En cualquier caso   el clima es de enfado por el rechazo y resulta paradójico porque al mismo tiempo que se cuestiona la validez de su obra se le cuestiona por rechazar el premio, una especie de neurosis propia del mundo del arte. La crítica está mal dirigida, en todo caso debería encararse hacia quienes han otorgado la distinción. La obra de este artista no me emociona pero,  digan lo que digan, lo ha rechazado. Si su gesto es  auténtico o no es igual, en sus argumentos hay una realidad que es incómoda en la actualidad: la perversa relación entre los artistas  y el poder.      

 

Etiquetas: <a href="http://bitacoras.com/canales/arte" rel="tag">arte</a>, <a href=

 

Escribir comentario

Comentarios: 0
Obra sobre papel
Publicaciones
Blog de arte
Bitacoras.com